Tiempo de lectura: 3 minutos

Seguro que siempre has querido aplicar tu base de maquillaje para que dure intacta en tu rostro durante horas. No es cuestión de magia, para conseguir el acabado perfecto que buscas en tu maquillaje sólo debes saber cómo aplicar paso a paso la base de maquillaje. Después de leer este post, usar correctamente la base de maquillaje dejará de tener misterio para ti, y podrás hacerlo como una profesional para obtener el resultado perfecto en el rostro, con una piel uniforme, sin ningún corte o efecto máscara, que aguante largas jornadas.

Pasos para aplicar la base de maquillaje correctamente

El maquillaje tiene la función de unificar el aspecto general del rostro, corrigiendo imperfecciones o aportando homogeneidad al tono de nuestra piel, que suele ser distinto según las zonas: por ejemplo, el tono de las ojeras no es igual al de las mejillas. Para conseguir un resultado bonito de nuestra base de maquillaje y que quede natural y creíble únicamente debes seguir unos sencillos pasos. La tendencia de un maquillaje de aspecto natural o no make up, efecto segunda piel, es posible trasladarla de la alfombra roja a tu tocador. A continuación te damos unos pasos esenciales para evitar el maquillaje con el tan indeseado efecto máscara.

  • Aplica la base de maquillaje desde el centro del rostro hacia los extremos, procurando cubrir el rostro de manera uniforme en cada zona.
  • Si tu piel lo necesita, aplica un poco más de cantidad en las zonas del rostro que sufren más alteraciones a lo largo del día. Suele ocurrir especialmente en la zona T de nuestra cara, es decir, la nariz, frente y barbilla.
  • Aplica el corrector en las ojeras y difumina bien hasta que quede completamente corregida e iluminada la zona. Puedes aplicarlo también en marcas, imperfecciones o granitos que la base no haya cubierto del todo.

4 trucos para corregir 4 errores al aplicar la base de maquillaje

Las prisas del día a día o desconocer las técnicas pueden hacer que nuestro maquillaje no quede tan espectacular como desearíamos. En ocasiones, cometemos errores al aplicar la base de maquillaje muy fáciles de corregir para que no perjudiquen el resultado final. Éstos son nuestros cuatro trucos para que los cuatro errores más frecuentes no arruinen tu maquillaje recién aplicado o a lo largo del día:

  1. Hidrata tu rostro. Siempre, antes de aplicar cualquier producto de maquillaje, es conveniente que hidrates tu rostro con una crema hidratante para tu tipo de piel y un contorno de ojos. De esta manera evitarás crear pliegues indeseados donde se acumulará un exceso de producto y envejecerá el aspecto de tu rostro. Tu base de maquillaje se verá con un aspecto más bonito, luminoso y joven.
  2. Utiliza un primer. Son el preparador ideal de la piel. Actúan, como su propio nombre indica, como prebase de tu maquillaje. Por lo tanto, ésta se adherirá con mayor facilidad a tu rostro y será más fácil trabajarla. Aquí puedes leer todo sobre el primer y cómo aplicarlo correctamente.
  3. Aplica la base de maquillaje a toques y con movimientos hacia abajo. Así evitarás marcas con tu brocha o esponja o que el vello facial sea evidente. No olvides empezar por el centro y difuminar hacia el exterior, ya que necesitamos corregir más la zona T que es la que suele engrasarse o ensuciarse antes. Recuerda que durante el día solemos tocarnos más la nariz o la barbilla que los mejillas, por lo que serán las zonas que más fácil se resientan al maquillaje.
  4. ¡NO USES UN TONO QUE NO SEA EL TUYO! A veces es tentador comprar un tono más que el de nuestra piel, porque creemos que así conseguiremos un aspecto más bronceado pero ¡es un completo error! Lo único que obtendrás será el terrible efecto anaranjado  o de máscara. Tu base de maquillaje ideal es aquella que consigue un solo tono al aplicarla en el rostro, cuello y zona superior del escote.
Swatches Base de Maquillaje Double Skin Tahe

Swatches Base de Maquillaje Double Skin Tahe

Cómo aplicar la base de maquillaje. Dedos, esponja o brocha, ¿con qué es mejor?

En la aplicación de la base de maquillaje todo importa. Desde la cantidad que utilices, pasando por el tipo de aplicación y, especialmente, el tipo de herramienta que utilices. Te contamos cómo aplicar la base de maquillaje con dedos, esponja y brocha, para que puedas elegir la manera más cómoda y que mejor se adapte a tus necesidades.

Aplicar la base de maquillaje con los dedos, ¿sí o no?

Sin ninguna duda, se trata de la manera más básica de aplicar la base de maquillaje. También es la opción elegida por los maquilladores profesionales, ya que las yemas de nuestros dedos calientan la base y ésta se integra más fácilmente con la piel.

Si vas a escoger esta opción para maquillarte, no olvides lavar muy bien tus manos antes de proceder y bajo ningún concepto compartas tu base de maquillaje con otras personas, para evitar la aparición de granitos o contagios de gérmenes. Aquí te explicamos cómo lavar las manos correctamente.

TIP: No repartas el producto por distintas zonas del rostro antes de maquillar. Es mejor aplicar pequeñas cantidades e ir distribuyendo por el rostro, lo que te permitirá controlar la cantidad que aplicas y no dejarás zonas desiguales.

¿Cómo lo hago con esponja?

Esta técnica para aplicar la base de maquillaje nos ofrece el acabado más ligero del producto sobre el rostro. En primer lugar, humedece la esponja con agua para evitar que ésta no absorba el producto, y seguidamente deposita la cantidad de base que desees sobre ella. Aplica el producto empezando por el centro del rostro y difuminando hacia las zonas más externas.

TIP: puedes conseguir mayor cobertura si aplicas la base de maquillaje a toques por todo el rostro o en las zonas que te interese cubrir más.

El resultado perfecto de la base de maquillaje con brocha

Por lo general, la brocha ofrece una aplicación más cubriente que el resto de herramientas, aunque el resultado final dependerá del tipo de brocha que emplees. Por ejemplo, las de tipo mofeta ofrecen un acabado más natural, mientras que con las brochas tipo lengua de gato obtendrás un resultado más pulido. Además, si realizas la aplicación con brocha a toques, el resultado será más cubriente, mientras que si lo haces a pequeñas pasadas será más difuminado.

TIP: aplica la base fluida en el dorso de la mano. Coge una pequeña cantidad y aplica en el centro del rostro. Extiende en forma de pequeños toques circulares. Si lo deseas, puedes sellar la base con polvos.

¿Dónde puedo comprar mi base de maquillaje?

En Tahe encontrarás la nueva Double Skin. Está indicada para todo tipo de pieles, con una textura cremosa y una cobertura media graduable, te ofrece un acabado satinado natural y una hidratación continua. Además, revitaliza e ilumina las pieles apagadas. Es de larga duración, gracias a su textura flexible y elástica para una sensación de segunda piel. Minimiza el aspecto de los poros y las imperfecciones que presenta la piel.

CONCLUSIÓN

Dominar el arte de aplicar la base de maquillaje requiere de tres factores: sutilidad, precisión y práctica. La herramienta que utilices variará el resultado final, por lo que lo primero que debes preguntarte es ¿qué resultado buscas con la base de maquillaje? Por último, te recomendamos hacerlo en un lugar con buena iluminación, para que de esta manera apliques siempre la cantidad correcta y evites efectos indeseados.

Si te ha gustado este post, quizá te interese conocer cómo conseguir el contouring: técnicas y trucos.

 

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 2 Promedio: 5)